MOXIBUSTIÓN

moxibustion

 

La moxibustión es una herramienta clave en las técnicas de la Medicina Tradicional China. Se basa en equilibrar desequilibrios o prevenir los mismos mediante la aplicación de materias inflamables en puntos estratégicos para regular la circulación de los Meridianos.

 

Normalmente, cuando se habla de moxa, se entiende que se usa como materia única y principal la artemisa, que tiene sabor amargo y picante, y naturaleza caliente. Sus hojas se resecan y se muelen, dejando una materia con una textura parecida al algodón (cuando ésta es de calidad), y llegando a 500 ºC una vez encendida.

Habitualmente, en consulta utilizaremos la Moxibustión con cigarros de moxa, la cual consiste en el uso de unos cigarros envueltos en papel, de los que se enciende un extremo y proporcionan calor para calentar puntos o zonas de interés.

También hay en el mercado unas barras de moxa sin humo, en formato de barra de moxa carbonizada, a modo de incienso, que emiten un calor controlado, con la peculiaridad que no desprende el olor característico de la moxa en combustión.

La moxibustión se puede aplicar en diferentes formatos, pero éste es el más habitual en perros debido a la presencia de pelo y porque es el de más segura aplicación, teniendo en cuenta que el perro no se mantiene inmóvil durante la sesión.

La moxibustión se aplica en un gran número de indicaciones. Puede tratar desequilibrios tanto en los Meridianos superficiales como desequilibrios de los Órganos internos. También su uso puede ser en desequilibrios agudos o crónicos, siempre partiendo de una buena Valoración y Diferenciación de Desequilibrios por parte del terapeuta.